5 mitos sobre los rayos

Por | julio 24, 2013 | Sin Comentarios | Destacados, Medio Ambiente

Foto: wordlesstech.com

¿Crees que sabes qué hacer durante una tormenta eléctrica? Sabemos por lo menos un par de cosas que nuestros profesores y padres nos han dicho – pero creer en estos mitos puede ser un error fatal. Aunque es raro, el rayo es una causa ambiental alta de muerte en los Estados Unidos. Por suerte, con algunas precauciones básicas, las lesiones y muertes se pueden evitar. Miremos:

1. Mito: Tu hogar es totalmente seguro.

Tu hogar es generalmente seguro – por lo menos más seguro que afuera – pero todavía hay precauciones que debe tener mientras esperas a una tormenta en el interior. Evita los objetos que conducen la electricidad, al igual que los teléfonos, fontanería, aparatos y cables. También debes mantenerte alejado de las ventanas, ya que la tormenta puede crecer lo suficientemente como para romper el vidrio. Si tu casa es antigua, también se corre el riesgo de que el rayo se filtre por las ventanas.

2. Mito: Los rayos nunca golpean dos veces

Uno de los mitos más generalizados y persistentes sobre el relámpago es que supuestamente nunca caen en el mismo lugar dos veces. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Los rayos caen con frecuencia en el mismo lugar, a veces varias veces al año. El edificio Empire State es golpeado por rayos casi 25 veces al año. Estructuras similares de todo el mundo también son golpeadas repetidamente.

3. Mito: Acuéstate en el suelo si estás al aire libre durante una tormenta eléctrica.

No, no, no! Si te acuestas en el suelo, en realidad estás en mayor riesgo de lesiones, ya que re estás exponiendo a las corrientes peligrosas en el suelo. Como siempre, busca refugio en lugar de quedarte donde estás.

4. Mito: Los metales atraen los rayos.

Algunas personas creen que la joyería, las monturas de gafas, relojes o cualquier otro objeto metálico atraerá a los rayos. Esto no es cierto, ya que los factores que determinan dónde caerá un rayo son la altura, el aislamiento y la forma. Recuerda que las montañas se ven afectadas con frecuencia, pero están hechas de piedra. En lugar de malgastar el tiempo quitándote el metal que podrías estar usando, busca un lugar seguro. Ten cuidado con objetos metálicos como las barandillas y automóviles, ya que si un rayo cae sobre estos objetos, pueden conducir la electricidad, la que puede desplazarse a lo largo de una valla y electrocutarte.

5. Mito: No tocar a una víctima de un rayo

Muchas personas creen erróneamente que alguien que ha sido golpeado por un rayo queda electrificado, y que al tocarlo podrían ser electrocutadas. El cuerpo humano no almacena electricidad. Es perfectamente seguro tocar a una persona herida por un rayo, y muchas veces es necesario, ya que probablemente necesitan primeros auxilios.

Vía: care2.com – ehowenespanol.com

Comentarios

Copyright © 2012 Vida Más Verde - Todos los derechos reservados